¿Y tú, eres de tinta negra o azul?

en

Todo el mundo ha cogido un bolígrafo alguna vez. Es una verdad universal. Puede que además de un bolígrafo haya sido un arma, una ballesta para atacar a ese compañero que te la tenía jurada en Primaria.

Fuera un irrompible Bic Cristal, un desconocido llegado de China o bien un delicado Pilot todos tienen algo en común: tinta. Sin embargo, poca gente le ha sabido prestar atención a que, a pesar de existir tantos colores donde elegir, los bolígrafos se limitan al azul y al negro para el uso diario y otros colores para el uso excepcional.

¿Pero por qué se usan esos colores? ¿Cual es el motivo de que no hayas hecho tus exámenes en tinta naranja, o violeta?

Como todo, o casi todo, hay una explicación.

En primer lugar, todos podemos pensar que la tinta azul es, sin lugar a dudas, la dominante. Todos la hemos usado en clase, firmando un documento, apuntando la lista de la compra…

Si nos pusieramos a pensar en un bolígrafo, sin más, este probablemente sea azul. Igual que si vamos a una tienda y pedímos un bolígrafo, sin más. Las posibilidades que este sea azul son muy altas. A nadie le parecerá raro eso.

Pero lo cierto es que no en todo el mundo es así. En otras latitudes, es más común, por ejemplo, el color negro para su uso diario. Es en Europa donde el color azul tiene la posición dominante, pero no tiene por qué ser una regla general.

De hecho, el color más usadoa nivel global es el negro.

Por supuesto, hay algunos motivos por los cuales la tinta azul ha llegado a ser más utilizada en algunos lugares. Por ejemplo, la tinta negra contiene carbono, que no supone un problema demasiado grave para hacer tinta para pluma estilográfica, pero sí para bolígrafo, donde la viscosidad y la fluidez deben ser perfectas. Especialmente en el caso de los primeros bolígrafos, los negros solían funcionar peor.

Un segundo motivo, ya obsoleto, es que el uso de otro color que no sea el negro permite diferenciar un documento original de otro que es su fotocopia, ya que las primeras fotocopiadoras solo funcionanban en negro, no podían fotocopiar los colores. Por ello, en algunos lugares incluso no estaba permitido firmar en negro por dificultar la identifiación de los documentos originales.

Ahora, es una causa que no tiene tanto sentido, porque las fotocopias pueden funcionar en color, aunque eso no significa que no continúe facilitando la identificación.

Este motivo probablemente sea el más curioso. ¿Alguna vez has probado a limpiar tinta azul y negra de algún sitio, como las manos o la ropa?

Si lo haces con atención, verás que la tinta negra es más complicada de eliminar que la tinta azul. En un lugar donde las personas se manchan con facilidad es un motivo a tener en cuenta. Como un colegio. Más si estamos hace décadas y los niños pequeños aprenden a escribir con pluma o palillero. Y así se forma una costumbre, una rutina, que lleva a que en los colegios se emplee la tinta azul para uso académico, y que los estudiantes, una vez adultos, continúen usándola por costumbre.

Aunque depende del tipo de instrumento del que hablemos. En el caso de los bolígrafos, es la tinta azul, pero no así en el caso de las estilográficas, donde el negro tiene una presencia mayor. No solo el negro, sino otros muchos colores que están apartados de los bolígrafos, posiblemente por el uso de estilográfica como objeto de escritura de lujo y no de rutina. En Europa, el color más empleado es el Royal Blue.

El caso de las plumas estilográficas es especial, y no sigue la tendencia en los colores de tinta que sí tienen los bolígrafos.
¿Te suena el color? Muchas veces en tu vida habrás escrito algo usándolo

¿Y la tinta roja y verde? ¡También son bastante usadas, pero no han aparecido aún en la entrada!

Si es cierto que son comunes (el 10% de las ventas de bolígrafos son de color rojo, el 3%, verde) pero están muy lejos del azul o del negro. Por su capacidad para destacar, especialmente el rojo, se emplean para resaltar datos de importancia, como las preguntas que fallaste en un examen o aquello que no puedes olvidar. No es nada común encontrar todo un texto escrito en rojo o en verde, ¡resultaría muy llamativo!

Aunque eso no significa que no sea posible…

Hay otros motivos que no son los mencionados que lastraron en Europa a la tinta negra. Durante los tiempos en los que las plumas eran instrumento común, Pelikan estrenó su gama de tintas 4001, que continúa en la actividad. Muchos fabricantes recomendaron la 4001 color negro (Brilliant-Schwarz), pero no salió bien: la tinta, a pesar de estar fabricada por un referente como Pelikan, era problemática y atascaba las plumas a las pocas líneas.

Esto dio mala fama a la tinta negra de la marca, que se comercializa en mucha menor medida que la azul, y también a la misma tinta negra, puesto que los compradores se pasaron al azul para no volver jamás. La tinta azul de Pelikan 4001, por cierto, es la Royal Blue ya mencionada.

Para hacer la gracia, este artículo ha sido planificado con tinta Pelikan 4001 Brilliant-Schwarz. El problema parece solventado porque, aunque no es tan fluída como otras Pelikan, está lejos de atascar las plumas.

 Sin embargo, el motivo puede ser mucho más sencillo a todo lo que hemos planteado. El negro y el azul son los colores que mejor destacan sobre el fondo blanco del papel, y permiten que se lean mejor; aunque en este caso otros colores oscuros podrían valer también y no son empleados. Probablemente, unido a que son buenos colores, se encuentre lo rutinario: nadie se atreve a cambiar algo que ya es adecuado.

¿Cómo quieres compartir este susurro?Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someonePrint this page

Deja un comentario